Familia de producto

Concepto

Aura, soplos de luz

Seducción de las formas, imagen dúctil que juega con la fluidez; características estéticas, visuales y táctiles que alcanzan la percepción emocional del objeto. Oleadas de luz, haces de color, juegos de cristal: cabellos sedosos, océano encrespado, objetos brillantes inspirados en las formas hidrodinámicas de los animales marinos. Aura no es sólo instrumento sino también lenguaje capaz de expresar sueños, deseos y sensaciones.

La colección Aura es luz que cautiva tanto a nivel cognitivo como a nivel pasional, el observador alarga la mano instintivamente para tocar los cristales, para ir más allá de la percepción visual.

Superficies sinuosas y reflectantes que crean efectos especiales sugestivos y espontáneos, donde el color se une con la materia creando un intenso halo que determina e interpreta la propia luz: refinada en las tonalidades blancas, pasional cuando es roja, misteriosa vestida de negro. Una armonía de colores y atmósferas que ocultan con gran habilidad una profunda sabiduría constructiva y la precisión de los detalles.

Los vidrios de la colección Aura están realizados y acabados uno por uno completamente a mano, utilizando técnicas tradicionales de los maestros de Murano. Cada vidrio retorcido constituye un artículo único, vidrios mezclados durante su estado fundido mediante tres tiradas sucesivas, alargados y retorcidos por un maestro vidriero y dejados enfriar muy lentamente cuando todavía están incandescentes. A esta colección, compuesta por piezas numeradas, pertenecen luminarias suspendidas, apliques de pared, plafones y focos de color blanco, rojo y amarillo de té. Se encuentra también disponible en la versión cristal Rigadin que con sus elegantes ranuras longitudinales efectúa un recorrido nuevo y distinto para la luz que refracta en él.