Kartell Perfil

Kartell Mobiliario de hogar Mobiliario de oficina / hostelería Mobiliario de jardín / exterior Iluminación decorativa Iluminación de exterior Accesorios de interior
LA EMPRESA

Kartell, empresa líder de diseño, fundada por Giulio Castelli en Milán en 1949, es desde hace más de 60 años una de las compañías símbolo del diseño fabricado en Italia. Una historia de éxito relatada a través de una serie increíble de productos (muebles, complementos de decoración, artículos de iluminación, etc.), que hoy forman parte del paisaje doméstico, si es que no son ya auténticos iconos del diseño contemporáneo.

Desde 1988, el heredero del "espíritu Kartell" es Claudio Luti, que rodeándose de la colaboración de los diseñadores internacionales más prestigiosos (el "equipo" actual está compuesto por: Philippe Starck, Ron Arad, Antonio Citterio, Ferruccio Laviani, Piero Lissoni, Patricia Urquiola, Tokujin Yoshioka, Mario Bellini, Ronan y Erwan Bouroullec, Alberto Meda, Patrick Jouin, Front, Nendo y Rodolfo Dordoni), continúa con el mismo fervor y entusiasmo del fundador la investigación de nuevas tecnologías, formas y estilos, fruto de un equilibrio perfecto entre la experiencia de los diseñadores individuales y la potencialidad y las exigencias de la empresa. La colección Kartell es multifuncional y transversal, de fácil fruición y de indudable atractivo estético. Color, ironía, efectos sensoriales, transparencias y formas únicas para objetos únicos: el producto se puede reconocer a primera vista en todo el mundo por la emoción que regala, su durable funcionalidad y su indiscutible calidad. La continua evolución en la utilización de materiales y la experimentación de nuevas tecnologías con el fin de descubrir propiedades inéditas son fundamentales para el desarrollo de los productos, tanto por lo que se refiere a la investigación de las prestaciones funcionales como en cuanto al desarrollo de nuevas calidades estéticas. Gracias a esta continua investigación ha sido posible introducir el satinado, la transparencia, la flexibilidad, la resistencia a los agentes atmosféricos, la suavidad y el toque.

Kartell ha conquistado a lo largo de los años una envidiable serie de importantes reconocimientos internacionales, entre los que destacan nueve Compassi d'Oro. El Museo Kartell, fundado en 1999, custodie de la historia de la marca, se adjudicó en el año 2000 el Premio Guggenheim Impresa e Cultura como el "mejor museo de empresa".

Desde los años cincuenta, la actividad de la empresa se articula en dos frentes: LABWARE, materiales de laboratorio, y HABITAT, dedicada a muebles, complementos de decoración e iluminación (esta última reintroducida con éxito en el catálogo en el año 2000). Además, desde 2009, Kartell produce una colección de calzado para mujer en material plástico diseñado por importantes firmas de moda italiana. En los últimos 15 años, un ambicioso plan de expansión ha reforzado la red de distribución y la imagen de la marca en todo el mundo. Kartell exporta actualmente más del 70% de su volumen de facturación y cuenta con 130 tiendas monomarca y 250 tiendas en tienda, además de estar presente en 126 países.

LA HISTORIA

En los años cuarenta, el joven ingeniero químico Giulio Castelli, discípulo del Premio Nobel Giulio Natta, tiene el sueño de "producir objetos que tuviesen características innovadoras, destinadas como aplicaciones de nuevas tecnologías productivas, dirigidas a la economía del material y a la eficiencia del proceso". Sobre estas bases, funda en Milán en 1949 la empresa Kartell e inicia su actividad con la producción de accesorios de automóvil y artículos para el hogar, a los que seguirá a partir de 1958 aparatos de iluminación y artículos de laboratorio; y, más adelante, con la apertura de la división Habitat en 1963, muebles y complementos de decoración. Desde los orígenes, Kartell se avale de un enfoque completamente innovador en el diseño de los propios artículos basado en la investigación tecnológica y en el diseño, elementos esenciales para afrontar "el proyecto de los materiales plásticos" que a diferencia de los materiales naturales no disponen de una identidad visible antes del procesamiento.

En 1988, en el umbral de los años 70, Giulio Castelli pasa el mando a Claudio Luti, que hace surgir la Marca. Luti, reexamina el catálogo respetando el DNA de Kartell y concentra la estrategia en el producto. Así, pone en marcha una investigación sobre el proyecto basada en la calidad en la que tiene prioridad la percepción táctil y sonora de las superficies. Se avale de la colaboración de los diseñadores internacionales de mayor renombre, el primero de ellos Philippe Starck, con el que crea una fructífera relación que ha generado formas y productos innovadores gracias al pragmatismo y a la intuición emprendedora de Luti y al genio creativo del célebre diseñador francés. El enfoque renovado con los materiales dicta la trayectoria y los momentos decisivos de Kartell: la elaboración, manipulación y enriquecimiento para conseguir un producto final que, si bien es totalmente de plástico, asume connotaciones y formas, más que lenguajes formales diversos.

El momento decisivo tiene lugar en 1999 cuando, tras años de investigación y gracias a una innovación revolucionaria, Kartell es la primera empresa del mundo que utiliza el policarbonato para fabricar artículos de mobiliario y decoración. El resultado es La Marie, una silla completamente transparente de diseño moderno y minimalista. Desde ese momento Kartell desarrolla y profundiza en el tema de la transparencia, que le ha convertido en una empresa única y original, y prosigue la investigación y el estudio de las superficies partiendo del uso de tecnologías nuevas y materiales de rendimiento.

KARTELL – UNA COLECCIÓN FABRICADA EN ITALIA

Desde sus orígenes, Kartell se ha caracterizado por la producción industrial de artículos de diseño de material plástico de altísima calidad, de notable contenido tecnológico y 100% made in Italy. Desde la elección de tecnologías a la vanguardia al uso de materiales termoplásticos innovadores y certificados, a menudo estudiados junto a los mejores fabricantes internacionales, y desde emplazamientos de producción repartidos por el territorio italiano, entre Piamonte, Lombardía, Véneto y Emilia Romaña, corazón de la cultura manufacturera nacional, a la automatización de los procesos de producción con la intención, entre otras cosas, de aumentar los niveles de seguridad y la implicación de los propios empleados para "crear" el producto, Kartell puede garantizar a los compradores de sus productos una colección llena de tecnología, calidad, resistencia y larga duración en su DNA.

La producción de los artículos Kartell es supervisada en todas sus fases por técnicos de la empresa que comprueban y verifican su adecuación tecnológica, industrialización y calidad para conciliar las exigencias y expectativas del consumidor final con los procesos industriales utilizados. El alto grado de estabilidad y repetición de tales procesos permite minimizar las ineficiencias y los derroches para contribuir a una producción con apenas residuos contaminantes y, en cualquier caso, completamente reciclable. Los productos de Kartell no solo son estéticamente atractivos. Su comprobada practicidad y multifuncionalidad se verifica y controla constantemente a través de pruebas de fiabilidad severas y rigurosas realizadas según normas UNI EN específicas.

EL UNIVERSO DE LAS VENTAS AL PÚBLICO

Los puntos de venta Kartell son el lugar elegido para comunicar además del producto la filosofía, a la vez que ilustran a los consumidores de todo el mundo nuestra peculiar interpretación de las exigencias en la vivienda. Los puntos de venta monomarca Kartell son espacios de exposición destinados no solo a exponer a la clientela la ecléctica gama de los productos Kartell, sino también a transmitir la identidad y los valores de la marca: diseño, innovación, producción industrial, multiplicidad de perspectivas, glamour y vivacidad.

La estrategia de venta al público de Kartell, iniciada en 1997 con la apertura de la primera tienda monomarca en la ciudad natal de la marca, Milán, se revela desde su inicio un arma de comunicación vencedora. Las tiendas, situadas en las calles comerciales de las principales ciudades de todo el mundo, son contenedores neutros estudiados para exponer de la mejor forma posible, exaltar y hacer atractivos los productos que, dispuestos sobre grandes plataformas luminosas y expositores transparentes, se convierten en los verdaderos e indiscutibles protagonistas con sus colores, transparencias y diseño inmediatamente reconocible.

Con las inauguraciones más recientes, Kartell cuenta hoy con un total de más de 130 tiendas monomarca y 250 tiendas en tienda. A estas se añaden unos 2.400 puntos de venta multimarca en casi 140 países del mundo.

LA COMUNICACIÓN

Si para relatar su propia historia, Kartell emplea un museo de empresa, ubicado dentro del complejo industrial de Noviglio (Milán), para ilustrar su presente, la marca desarrolla un intensa y ecléctica labor de comunicación, a través de muestras, decoraciones, eventos y actividades de co-marketing que implican tanto a la red de distribución al por menor internacional como al mundo de los medios sociales.

Las tiendas monomarca Kartell sirven de megáfono a la marca a través de decoraciones o eventos dedicados. Un ejemplo es el proyecto especial "Louis Ghost – 10th Anniversary around the World", dedicado a los diez años de la silla más famosa e icónica de Kartell, diseñada en 2002 por Philippe Starck. El proyecto, declinado desde el papel impreso hasta Internet, a través de fotografías, vídeos y personalizaciones de la silla, encuentra en las tiendas monomarca Kartell el lugar perfecto de encuentro y de máxima expresión creativa.

En los últimos años, la comunicación de Kartell se ha centrado mucho en Internet, a través de las páginas oficiales de la marca creadas en Facebook, Twitter, You Tube, Instagram y Pinterest, que han sufrido un constante crecimiento del número de seguidores y una alta tasa de participación e interacción, como prueba de la empatía que tiene el público con Kartell y con sus productos.

Entre las publicaciones, al ya histórico libro "kARTell", editado en 2002 con la contribución de Franca Sozzani (una extraordinaria colección de más de 150 interpretaciones de los productos Kartell a través de la mirada de prestigiosos fotógrafos, artistas contemporáneos y escritores) sigue la primera monografía dedicada a la marca "Kartell - The Culture of Plastics". Editado por Taschen, este libro de 400 páginas cuenta la extraordinaria historia de la marca que posiblemente ha dado vida a verdaderos y auténticos iconos del diseño.

Una combinación de éxito ha sido sin duda la colaboración con el mundo de la moda, que se expresa a través de numerosos proyectos especiales, especialmente "Mademoiselle à la mode". La butaca de Starck, a partir de 1997, se ha "vestido" con varias marcas italianas e internacionales de moda, como Valentino, Dolce&Gabbana, Missoni, Moschino, Etro, Burberry, Jean Paul Gaultier y Christian Lacroix, entre muchos otros.

En 2012, con ocasión del Salón del Mueble, la estrella del rock americana Lenny Kravitz ha vestido la butaca de pitón, piel, cuero y tramas entrelazadas, consiguiendo un resultado final que refleja el espíritu salvaje del rockero y el espíritu ecléctico de la marca.

MUSEO KARTELL

El Museo Kartell nace en 1999 para celebrar el cincuenta aniversario de la actividad de Kartell y contar la extraordinaria relación surgida entre el plástico y el diseño. El Museo Kartell, contenedor de 1000 objetos diseñado por Anna Castelli Ferrieri e Ignazio Gardella, abarca alrededor de 2500 m2 dentro del espacio perimetral de las instalaciones de Noviglio (Milán). Un original recorrido expositivo, ideado por Ferruccio Laviani, ofrece a los visitantes la oportunidad de realizar una lectura inmediata; la colección está dispuesta cronológicamente en tres plantas y dentro de una tabla sinóptica estructurada según las siguientes claves de lectura: manifestaciones, diseño, tecnología y comunicaciones.

Las leyendas narran la historia de la empresa y presentan los hitos más destacados de la misma.

Las primeras salas, dedicadas a los años 50, ponen en evidencia el enfoque totalmente innovador de Giulio Castelli con respecto a la investigación tecnológica y a una estética renovada del diseño. Reafirmada con una amplia serie de premios, entre ellos cinco Compassi d'Oro, en los años 60 la empresa empieza la producción de objetos más complejos y evolucionados con el desarrollo de artículos de diseño de decoración de plástico. Posteriormente, llegan los años 70, que se caracterizan por una nueva atención al entorno de trabajo y al de los servicios colectivos, así como al desarrollo de la investigación en el campo de los sistemas. En los años 80, con la dirección artística de Anna Castelli Ferrieri, Kartell busca conciliar la lógica industrial y el enfoque de alta tecnología, mientras que en el decenio sucesivo Kartell aumenta y enriquece su colección gracias a las contribución de diseñadores internacionales con los que empieza a colaborar: es así como se producen artículos que responden a nuevas exigencias y seducen por su atractivo diseño. La exposición finaliza con los artículos de éxito del último decenio, que consagran definitivamente a la marca como líder de diseño internacional cuyo hilo conductor a lo largo de sus 60 años de historia es la constante innovación tecnológica y funcional.

En el año 2000, el Museo recibe un prestigioso reconocimiento como el "mejor museo de empresa" por parte del Guggenheim; el Centro Pompidou, la Kunsthalle de Bonn, la Trienal de Milán y el MoMA de Nueva York demandan y exponen sus colecciones.

CLAUDIO LUTI – PRESIDENTE

Claudio Luti nace en 1946 en Milán, donde obtiene la licenciatura en Economía y Comercio en la Universidad Católica.

Después de una breve experiencia en una conocida asesoría, en 1975 emprende la actividad por su cuenta y empieza a colaborar con empresas del sector de la moda y algunos estilistas que posteriormente se convertirán en iconos del "Fabricado en Italia" en todo el mundo. Son los años 1975 y 1976, un momento de gran fervor general en el que los estilistas milaneses, a pesar de contar con estructuras y capacidad de dirección modestas, intuyen la potencialidad de desarrollo de la moda pret-à-porter y la oportunidad de negocio.

En 1977, Claudio Luti empieza a colaborar con Gianni Versace y, después de un breve período durante el que combina su actividad de asesor con la de gerente, se convierte ese mismo año en Administrador delegado de la
empresa. Dirige Gianni Versace S.p.A. durante diez años con resultados brillantes y trabaja en estrecho contacto con el famoso estilista asumiendo una indiscutible capacidad y proverbial empuje.

En 1988 deja Versace y adquiere Kartell, sociedad de la que es Presidente. Se incorporó a la empresa en un momento de "cansancio" temporal y tal vez fisiológico y al cabo de unos años impuso cambios tecnológicos y estilísticos hasta renovar el catálogo. Respetando el "alma" de Kartell, sus conocimientos técnicos, la estrategia industrial vencedora, intuyó la necesidad de llevar adelante una investigación diferente del producto y los materiales, contribuyendo de este modo a liberar al plástico de la connotación típica de los años 80, un material "económico". Solicitó la colaboración de grandes nombres del diseño internacional, el primero de ellos Philippe Starck y, después, Vico Magistretti, Antonio Citterio, Ron Arad, Piero Lissoni y Ferruccio Laviani. Crea a lo largo de los años una red de distribución monomarca impresionante que rápidamente se extiende a todo el mundo.

En noviembre de 2008, Luti es premiado por el Museo de Arte y Diseño de Nueva York como reconocimiento a su carrera “Visionaries”. En junio de 2009, Claudio Luti recibió el premio “Japan Awards” de creadores de valor.

En enero de 2012, Claudio Luti y Kartell han recibido el Premio Ernst & Young “L’Imprenditore dell’anno 2011” (Emprendedor del año 2011) en la categoría “Fashion & Design” (Moda y diseño) y el “Premio Leonardo Qualità Italia 2011” (Premio Leonardo Calidad de Italia 2011) de manos del Presidente de la República Italiana Giorgio Napolitano.

Desde octubre de 2012 hasta octubre de 2014, Claudio Luti fue elegido Presidente de Cosmit, la sociedad de Federlegno-Arredo que organiza el Salón del Mueble de Milán.


Productos por grupo: Asientos Mesas Almacenamiento Complementos Muebles de dormitorio / camas Homeoffice / oficina Guardarropas / vestíbulos Cuarto de niños Sillas de oficina Mesas de oficina Archivo Conferencia / reunión Zona de espera / lounge Percheros Sillas de colectividad Multiuso Gastronomía Mobiliario de biblioteca Mobiliario para guardería Asientos de jardín Mesas de jardín Lounge de jardín Lámparas de sobremesa Lámparas de suspensión Lámparas de pared Lámparas de techo / plafón Iluminación LED Lámparas especiales Iluminación LED Iluminación de jardin Accesorios de baño Complementos Accesorios de cocina Accesorios de hogar / oficina Accesorios de mesa
Diseñador: Ron Arad Mario Bellini Erwan Bouroullec Ronan Bouroullec Anna Castelli Ferrieri Antonio Citterio Joe Colombo Patrick Jouin Ferruccio Laviani Piero Lissoni Glen Oliver Löw Vico Magistretti Enzo Mari Jean-Marie Massaud Alberto Meda Francesco Meda Moschino Nendo Toan Nguyen Eugeni Quitllet Philippe Starck Carlo Tamborini Patricia Urquiola Olaf von Bohr Marcel Wanders Tokujin Yoshioka .normaluisa
Kartell
Via delle industrie 1
20082, Noviglio MI
Italia
Phone: +39 02 900121
Fax: +39 02 90091212
Where to buy

Distribuidores socios de Architonic en su cercanía, que dispongan de este fabricante

Elija un país

y una ciudad/región

o inserte su código postal

Buscar
Agencia de RP y MMCC, que representan a este fabricante
Mostrar
Representatives
Agentes comerciales e importadores asociados de Architonic para este fabricante
Mostrar