Referencias

Producto:
TMM
Familia:
TMM
Fabricante:
Santa & Cole >
Diseñador:
Miguel Milá >
ID de Architonic:
1021142
País:
España
Año de lanzamiento:
1961
Grupos fabricante :
Lámparas de pie-Iluminación general >
Lámparas de pie-…de madera >
Lámparas de pie-…de textil >
Grupos:
Lámparas de pie-Iluminación general >
Lámparas de pie-…de madera >
Lámparas de pie-…de textil >

Descripción de producto

La pieza más celebrada de uno de los maestros del diseño en España, exquisita demostración de serenidad formal y eficacia funcional. Una base en forma de cruz sostiene un fuste de sección cuadrada que muda en circular al llegar a su punto medio, para que se desplace sobre él la pantalla en forma de tambor.

La lámpara TMM, cuyo nombre significa Tramo Móvil Madera, es un objeto dotado de una cualidad excepcional: la permanencia. Creada por Miguel Milá en 1961, recibió el premio de la crítica ADI FAD 1962 y Santa & Cole emprendió su reedición en 1988.

Con motivo del salón ferial Hogar Hotel de Barcelona, el autor participó en 1962 en el concurso del Mueble Económico con esta lámpara de madera y pantalla de cartulina. Milá ganó el concurso y la TMM fue adicionalmente galardonada con el Premio de la Crítica de la exposición ADI FAD.

Sobre un eje vertical se desplaza una pantalla en forma de tambor, que oculta la fuente de luz, la matiza en el centro y la emite libremente en sentido vertical, proyectando hacia abajo luz para la lectura o el trabajo y hacia arriba como referencia general.

El mástil se divide en dos tramos, la mitad inferior cuadrada permite el ensamblaje del pie en cruz, y la mitad superior cilíndrica facilita el libre desplazamiento de la pantalla. La altura de la pantalla se gradúa mediante una goma deslizante, situada en la arandela inferior. Es característica su ausencia de interruptor, pues la lámpara se enciende y apaga con un leve gesto en el cable de algodón negro.

Se edita en cuatro maderas diferentes: haya, wengué, cerezo y coral, a las que se puede aplicar dos tonalidades de pantalla: beige y blanca. Tras una larga singladura de cuarenta años se mantiene con total vigencia. Encender y apagar una TMM tirando del cordón, subir o bajar la pantalla según la necesidad de luz de cada momento se convierte en un hábito cotidiano, y el objeto se convierte en compañía, de manera que es imposible prescindir de él: «Si un día tengo que sustituir la lámpara TMM, compraré otra», confesaba Gabriel Teixidó.

Lámpara de pie
Fuste de madera
Regulable en altura
Máx. 100 W. 230 V. E27

Energy Class: A ++/ A /B / C / D / E

Familia de producto