SensoWash de DURAVIT

SensoWash

Fabricante

Año de lanzamiento 2011
ID de Architonic 1141138

Solicitud de catálogo
Catálogos PDF
Oferta
Consultar precio
Contacto
Distribuidores asociados
Página web
Solicitud archivos CAD
Enviar la página
Imprimir página
Guardar página
QR-Code
El asiento de inodoro con lavado como objeto de diseño

Philippe Starck y Duravit apuestan por una nueva comodidad en el baño

Desde el asiento precalentado hasta el lavado higiénico, los inodoros modernos ofrecen un nuevo estándar en higiene y comodidad para ese pequeño rincón en el que no hay diferencias entre ricos y pobres. La idea del inodoro con lavado hace tiempo que está plenamente integrada en la cultura asiática, pero cada vez son más los europeos que, en sus viajes a Asia, también aprenden a apreciar esta forma de higiene tan cómoda y natural de la que ya no quieren volver a prescindir. El fabricante de baños Duravit y el conocido diseñador Philippe Starck se han dedicado a este tema y han diseñado juntos el asiento para inodoro con lavado "SensoWash Starck", que aúna por primera vez la reivindicación del diseño con la comodidad del lavado: una simbiosis con la que Duravit quiere marcar nuevas pautas en el mundo del inodoro, tanto en Asia como en Europa y América.

Una simbiosis de diseño entre inodoro y bidé

Con su diseño, Philippe Starck apostó por la máxima discreción en el exterior. El asiento de inodoro con lavado se presenta con un diseño sorprendentemente plano y estilizado en el que una suave curva se eleva hasta la pared y desemboca con elegancia en un frontal plateado. Nada debía interferir con el trazado de líneas, por lo que los componentes técnicos se redujeron todo lo necesario hasta poder acomodarlos entre la base de cerámica y el asiento. Hasta que no se mira en el interior del inodoro no se descubre la función de bidé, que se consigue gracias a un caño de acero inoxidable. Se puede elegir entre tres clases de lavado: Tras el lavado general, se experimenta una agradable sensación de frescura y limpieza. El lavado confort ofrece una higiene especialmente a fondo para la que se puede optar entre activar un chorro de agua intermitente o utilizar el caño, que se desplaza hacia delante y hacia atrás. Por último, el lavado femenino ofrece una higiene especialmente delicada gracias a que el chorro de agua se ha orientado pensando en la anatomía de la mujer. La temperatura y la cantidad de agua, así como la posición de los jets, se pueden ajustar individualmente; una vez memorizados los ajustes, se pueden reutilizar en cualquier momento. Tras el refrescante lavado sólo hay que dejarse secar suavemente con aire caliente. El caño y los jets se limpian automáticamente antes y después de cada uso. De forma preventiva, el caño de acero inoxidable tiene propiedades antimicrobianas, igual que el asiento del inodoro. Para su limpieza, toda la unidad se puede desmontar fácilmente mediante una palanca. Todas las funciones, ya sea el lavado confort o el secado con aire caliente, se controlan mediante un mando a distancia inalámbrico, muy intuitivo, a cuyo diseño Philippe Starck ha concedido una especial importancia.

El mando a distancia, elemento de diseño

Rectangular, plateado y elegante, el mando a distancia, que cabe en la mano, se convierte en un elemento de diseño que acompaña al usuario en su día a día. Gracias al teclado de membrana, las teclas son extraplanas y resultan muy agradables al tacto. La disposición tridimensional del mando permite agrupar las teclas de forma lógica según su función, claramente reconocible por los símbolos gráficos. Cuando se pulsa una tecla, los símbolos se iluminan durante unos instantes. El mando a distancia empieza a usarse ya desde que se abre el inodoro: levantar la tapa, levantar la tapa y el asiento, bajar la tapa... en función del botón pulsado, la unidad, accionada eléctrónicamente, se mueve de forma automática. El asiento propiamente dicho es calefactado y su temperatura se puede regular individualmente; un sensor controla que no se caliente en exceso. Después de tomar asiento, con el mando a distancia se selecciona el tipo de lavado que se desee y luego el secado correspondiente. Para cambiar la posición del caño basta con pulsar la tecla de flecha. La presión del agua, la temperatura del secador, la del asiento y la del agua se ajustan a la sensibilidad de cada usuario mediante las teclas +/-. Y por si fuera poco, todos estos ajustes se pueden simplificar aún mucho más: una vez encontrados los ajustes preferidos de cada usuario, se pueden guardar dos perfiles que se podrán activar directamente a partir de entonces. Y si simplemente se desea interrumpir todas las funciones, hay una tecla de parada centralizada. Después de utilizar el mando a distancia, se puede volver a colocar en su base magnética y bloqueo automático, donde se quedará nítidamente recogido hasta que vuelva a ser necesario. Además, en la base del mando se incluyen unas instrucciones breves en varios idiomas, especialmente convenientes para instalaciones en hoteles.

Seguridad, se mire por donde se mire

Durante el desarrollo, Duravit ha prestado especial atención a la seguridad: por ejemplo, una función de iluminación nocturna con LED permite orientarse sin interrumpir el estado de reposo del organismo. Además, el asiento de inodoro con lavado dispone de un bloqueo para evitar que los niños lo utilicen y salpiquen agua sin querer: un sensor integrado en el asiento desbloquea las funciones cuando detecta que se trata del usuario "adecuado". Unos sensores de temperatura evitan que se alcancen temperaturas demasiado altas. Y hablando de los componentes electrónicos: el modo de espera y el modo de ahorro de energía también se incluyen de serie en SensoWash.

Un nuevo nivel de higiene que marcará la pauta en todo el mundo

No hay ninguna forma de conseguir una limpieza más a fondo, más higiénica, más natural y más refrescante que lavarse con agua. El usuario sale del inodoro de buen humor y se siente fresco y limpio al 100%. La cuestión de cuándo se impondrá este estándar también en Europa y América sigue abierta. Franz Kook, presidente del Consejo de Administración de Duravit, lo tiene bastante claro: "La higiene es una necesidad universal de las personas. En combinación con un diseño excelente y sostenible, resulta aún mucho más atractiva. Por eso estoy convencido de que este estándar encontrará cada vez más adeptos en todo el mundo", declara el presidente de esta empresa con sede en Hornberg (Selva Negra). Duravit avanza en el desarrollo del asiento de inodoro con lavado a pasos agigantados y en la actualidad la gama se ha ampliado ya con dos series más: SensoWash se ha fusionado ahora también con el diseño de Starck 2 y Darling new. En total, Duravit empieza el 2011 con 17 modelos distintos de inodoros con lavado: una nueva forma de sentir el diseño, la comodidad y la limpieza en todo el mundo.

SensoWash Starck:

Datos técnicos:
Tensión nominal: 120-120 V ~
220-240 V ~ (según el país)
Frecuencia: 50/60 Hz
Presión del agua: 0,07-0,75 MPa
Clase de protección: IPX4 (protección contra salpicaduras de agua
en cualquier dirección)

Márgenes de temperatura:
Temperatura ambiente durante el servicio: 10-40°C
Lavado con agua caliente: 36-40°C
Temperatura del asiento: 33-37°C
Temperatura del aire caliente del secador: 40-55°C

Potencia:
Consumo máximo de potencia: 1.650 W


Productos por grupo: WC Inodoros
Diseñador: Dieter Sieger Philippe Starck

Más Más
DURAVIT | Los productos más recientes
Where to buy

Distribuidores socios de Architonic en su cercanía, que dispongan de este fabricante

Elija un país

y una ciudad/región

o inserte su código postal

Buscar
Agencia de RP y MMCC, que representan a este fabricante
Mostrar